fbpx

Emprendimiento y diseño: conceptos inseparables

En la sociedad actual el diseño se encuentra en todas partes como un elemento imprescindible no solo en lo referente a la estética sino también a la estructura y contenido de las cosas. Esto hace que, de cara al emprendimiento, el diseño se presente como algo ineludible para todos los sectores y no solo para aquellos que se relacionan más íntimamente con la disciplina en sí. Por tanto, el buen uso del diseño se debe tener siempre en cuenta a la hora de emprender un negocio tanto para el buen funcionamiento del mismo como para aportar calidad al servicio ofrecido, mejorar la experiencia del usuario y configurar una potente imagen de marca. Pero ¿cómo se llega a hacer un diseño de calidad? Siempre se deben tener en cuenta ciertos factores que se enumeran a continuación.

Conceptos iniciales
La idea de negocio, el producto ofrecido o el servicio que venda tu empresa debe quedar claro ante el público y debe ser lo más fácilmente asequible a aquellos que deseen acceder a él. Por tanto, el diseño debe buscar siempre la coherencia y el equilibrio dentro del ámbito estético para que todos los elementos que estén en el plano de interacción del potencial cliente queden claramente relacionado con el concepto empresarial.

Los emprendedores actuales no pueden dejar pasar ningún detalle y deben cuidar al máximo cada elemento de su nuevo negocio. En este sentido es imprescindible hacer investigación acerca de las soluciones ofrecidas por otras empresas dentro del mismo sector para determinar cómo será posible destacarse entre los competidores.

La página web de la empresa 
Prácticamente todas las empresas actuales deben tener presencia en la Red y el cuidado minucioso de la estética de la web será determinante para proyectar una imagen de profesionalidad y confianza que atraiga a nuevos clientes y consiga fidelizar a los que ya compran los productos o usan los servicios de la empresa.

Así, el diseño también es crucial en el ámbito de creación de páginas web para lograr la máxima funcionalidad de las mismas. La empresa debe buscar eficiencia, uso intuitivo y estética limpia que de protagonismo al producto y lo presente de forma atractiva. Para el usuario debe ser fácil encontrar lo que desea, consultar la información referente al producto, comprobar el precio y saber sin dudas cómo funcionará el proceso de adquisición.

Sin duda, la mejor forma de conseguir estos objetivos es la contratación de un profesional del diseño de páginas web que la cree desde la base atendiendo a necesidades concretas y generando una estética acorde con la que define a la empresa. Sin embargo, es muy común que las posibilidades económicas del emprendedor sean limitadas al inicio y no pueda permitirse los gastos derivados de un profesional. Si no se puede contar con un diseñador que esté relacionado e integrado en el proyecto, se puede acudir a herramientas automatizadas para la creación de páginas web que permiten conseguir un resultado bastante atractivo y útil sin necesidad de conocimientos previos.
Estas herramientas funcionan a base de plantillas prediseñadas que permiten cierto grado de personalización y ofrecen buenos resultados de una forma rápida y económica.
Los usuarios.

Para lograr el éxito empresarial, es indispensable pensar cómo será la interacción de los potenciales clientes con el producto o servicio ofrecido. La conclusión a la que se llegue tras esta reflexión marcará el tipo de diseño que se deba hacer tanto a nivel visual como de usabilidad en cualquier plataforma ya sea web o aplicaciones.

En cualquier caso, para atraer y fidelizar a los usuarios, la interfaz de sus aplicaciones y webs deberá ser interactiva, intuitiva, fácil de manejar y con una importante presencia del factor visual. De este modo, el resultado será tan atractivo como sencillo y permitirá que el usuario esté cómodo.

No todo es estética
Todo lo mencionado anteriormente deja claro que el aspecto estético es muy importante para generar una imagen de marca y para despertar confianza en los usuarios. Sin embargo, no todo se debe apoyar en el aspecto más visual, también hay que proyectar ante los potenciales cliente cierta actitud que defina a la empresa y con la cual se identifica.

En este ámbito también entra el diseño con el logotipo como elemento más destacado e importante. Menos suele ser más en este aspecto y por tanto, los logos más sencillos suelen ser más eficientes para marcar tendencia, establecerse en el recuerdo de las personas y resultar comprensible y atractivo. Una vez más, la inversión en un diseñador profesional para llevar a cabo este trabajo marcará la diferencia y resultará en un logotipo que realmente transmita la actitud y los valores vinculados al negocio.

Se puede ver así que diseño y emprendimiento van de la mano y cada vez son más inseparables debido a los grandes beneficios que el uno ofrece al otro de cara al éxito empresarial.

Agencia Blue Design Colombia

Somos Blue Design Colombia Agencia de Publicidad -> http://www.bluecolombia.co

Suscribete a nuestro newsletter

Únete a nuestra lista para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito satisfactoriamente :)

Pin It on Pinterest

Share This

Compartir

Comparte este post en tus redes :)