fbpx

Los tres jóvenes que crearon una multinacional: Blue Design Worldwide – Biografía completa

Hoy les traigo la historia de tres jóvenes que crearon una agencia de marketing y publicidad, conquistaron el continente americano y ahora sueñan con llegar a las grandes ligas de Asia y Europa.

Muy recientemente la Revista Forbes en sus ediciones de Colombia, México y Centroamérica destacó ampliamente a Blue Design Worldwide como una de las agencias de publicidad colombianas que quiere ser respuesta para las marcas en medio de la crisis. Entonces me surgió la pregunta: ¿cómo tres jóvenes que crearon una pequeña empresa en Medellín lograron en tan pocos años ampliar la operación hasta tener clientes en quince países y convertirse en ejemplo de liderazgo? La respuesta surge de mi conversación con Jorge Gil, quien es oriundo de Abejorral – Antioquia, el municipio donde también me crié, por lo cual conozco a su familia.

Lo primero que me cuenta Jorge es que desde el 2008, año en que se graduó de la Fundación Celia Duque, tenía la espinita de emprender. Y el primer paso fue emigrar de su natal Abejorral hacia Medellín, en busca de un mejor porvenir, con las dificultades propias de quien sale del pueblo a la ciudad y le toca llegar a vivir a la casa de unos familiares. “Me recibieron mis tías, que vivían en Itagüí”, rememora Jorge.

Su primera institución educativa en la capital de Antioquia fue el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), donde estudió una Tecnología en Producción de Multimedia. Antes se había presentado a la Universidad de Antioquia a Medicina, con Ingeniería de Sistemas como segunda opción. Pasó a esa segunda alternativa, pero no la tomó porque “tirar código no era lo mío” y prefirió enfocarse en lo audiovisual.

Jorge E. Gil, Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel
Jorge E. Gil, Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel

Cuando llegó el momento de hacer la práctica, se postuló en Empresas Públicas de Medellín EPM dónde fue encaminado a la Fundación EPM a una sesión donde se hizo la socialización de decenas de proyectos de varias universidades. “Ese día fuimos estudiantes de todas las clases, sobre todo de las más altas. Y yo en mi pobreza mental jamás pensaba que nos pusieran cuidado a unos pelados que veníamos del Sena”, me cuenta, con esa sonrisa amplia y generosa que lo caracteriza.

Y allá estaba el abejorraleño, con muchas dudas de que pudiera ganarse la convocatoria. “Fui mal vestido y con colas en el cabello. Ahora que lo pienso era una versión muy rústica. Me enfoqué en presentar bien el proyecto, que consistía en renovar la imagen que tenía la Biblioteca EPM, con base en un recién construido manual de marca que habían hecho en España”.

Así que Jorge prometió hacer un buen trabajo aportando con su saber en la marca de la Biblioteca EPM, ubicada en el Parque de las Luces, en el sector de La Alpujarra en la ciudad de Medellín, que estaba cumpliendo cinco años. Para su sorpresa su propuesta fue aceptada, en medio de su felicidad e incredulidad.

Ese encargo coincidió con un cambio de residencia, lo cual le aumentó el nivel de complejidad. “Me conseguí una casa de familia en el barrio Bariloche, en la “cola” de Itagüí, casi llegando a La Estrella. Fue una época muy dura porque me levantaba antes de las cuatro de la mañana para estar a las cinco al otro lado de la ciudad, en el Sena de Pedregal, atendiendo las clases”.

Lo cierto es que el encargo en la biblioteca fue cumplido y con creces. Gustó tanto que la biblioteca decidió ponerle presupuesto adicional al tema para hacerle un lanzamiento. Ahí Jorge conoció al periodista Carlos Ignacio Cardona “Nacho”, presentador de Hora 13 Noticias, del canal Teleantioquia, quien les hizo las voces para la campaña. Jorge recuerda que tuvo largas jornadas “con una compañera, Maribel Machado, haciendo los textos que luego se convertirían en los audios que la gente escucharía al visitar la biblioteca”.

“Si hoy en día me contrataran para lo mismo no sabría cómo superarlo. Quedó muy bien hecho”, me afirma Jorge con una voz cargada de seguridad y con la satisfacción del resultado de su primera incursión en el mundo laboral.

Rememorando los inicios

Después de tanta felicidad, la vida le tenía preparada una lección a Jorge. A sus 17 años recibió una invitación de una reconocida empresa colombiana para participar en una licitación cuyo objetivo era hacer un video institucional y un comercial de televisión, dos tareas que parecían fáciles para lo que ya sabía.

Para poder licitar y por ser menor de edad, Jorge de la mano de su compañero de negocios Luis Carlos Cano, incluyeron en el equipo a un adulto que los acompañara en el proyecto y que fuera la cara visible y responsable ante el futuro contratante. El caso es que se presentaron y ganaron con la inexperiencia de ni siquiera saber que los pagos se los harían entre 90 y 120 días, lo que les significaría una falta de liquidez agobiante, que los llevaría por otra cadena de errores.

Aunque adelantaron en otros de los componentes del contrato, faltaba el comercial de televisión, que se convirtió en una verdadera pesadilla. “Recuerdo que nada nos funcionaba. Si poníamos luces se nos quemaban. Actrices y reparto sin experiencia. Para no entrar en malos recuerdos, solo diré que el video quedó horrible. Se cumplió el tiempo del contrato y faltaba ese punto”.

La empresa que los contrató los convocó para ver el video, sesión que lógicamente fue un desastre. Jorge jamás olvidará cuando uno de los directivos de la empresa dijo: “Este contrato se siniestró. Hay que hacer una reunión con los abogados para descargos”. Un aire frío recorrió todo su cuerpo y el malestar se concentró en su estómago.

Para resumir, no solamente no les pagaron un solo peso sino que además, a manera de indemnización, le tocó a Jorge y a su amigo pagarle dinero a la institución que los había contratado.

“Con esa experiencia, Dios me mandó el mensaje de que yo estaba para cosas grandes. Perdimos mucho dinero, pero obtuve grandes aprendizajes para mi vida”, expone.

Hoy, en retrospectiva, lo ve con ese nivel de madurez. Pero en su momento fue frustrante al extremo. “Viajé al pueblo muy triste, llorando porque sentía que mi sueño se había roto. En ese momento me retiré, derrotado”.

Pero como los dolores no son para siempre, Jorge se repuso de su tristeza, terminó de estudiar, decidió realizar una carrera de mercadeo en la universidad Esumer y al mismo tiempo ingresó cómo creativo web a la agencia publicitaria DDB. Allá permaneció un tiempo y pasó al cargo de director de marketing online en la empresa Aulas Amigas, donde se encontró con su líder Juan Manuel Lopera.

Cuando cumplió su ciclo tomó la decisión de renunciar, el mundo se le vino encima. “Los que me conocían decían que cómo me iba a ir de la comodidad de un empleo. Y para mí un empleo no es seguridad. La seguridad está en lo que uno hace día a día. Yo sentía que mientras trabajaba en otra empresa las oportunidades pasaban por mi lado y yo las dejaba ir”.

Así que después de la renuncia, impulsada por el mismo Juan Manuel -quien le dijo que ya era hora de que se fuera-, permaneció en Abejorral unos días: “Tirando cabeza, pensando qué iba a hacer”.

Juan Gabriel González, Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel
Juan Gabriel González, Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel

Le prometió a su mamá que nunca más volvería a mandar una hoja de vida. “Me puse a llamar gente, a hacer relaciones públicas, compré un hosting, monté una página web y me reuní con Juan Gabriel González, un Sanrocano, del corregimiento Cristales, quien había pasado de ser un ejecutivo en UNE EPM Telecomunicaciones a trabajar en Aulas Amigas, donde nos conocimos”.

Le dijo a Juan Gabriel que montaran empresa y la respuesta fue un sí inmediato, sin pensarlo mucho. En medio de las deudas acumuladas por su vida de empleados, iniciaron su camino por el maravilloso e incierto mundo del emprendimiento. Con mil pesos en el bolsillo, nacería una de las agencias de marketing más pujantes del país, con toda la intención de conquistar otras geografías.

“Empezaron a llegar clientes pequeños. Estábamos tan necesitados que nos pegábamos de un avión fallando. En ese “recibir al que llegara” aprendimos que hay que analizar muy bien a quién se le vende y saber hacer contratos con peso legal. En esa época nos sentimos utilizados por nuestro desconocimiento. Conocimos varias personas de las que aprendimos lo que no hay que hacer en el negocio”, rememora Jorge.

Y entre aprendizaje y aprendizaje, llegó el primer cliente grande de la naciente agencia publicitaria: una firma de mensajería que les solicitó hacer una campaña para una de sus marcas con expansión nacional. Empezaron con un contrato cercano a los 50 millones de pesos, unos 20 mil dólares de la época, que era una cifra bastante más grande de la que manejaban en su vida cotidiana.

Endeudados y con grandes aprendizajes

En ese primer proyecto alcanzaron a tener doce empleados y se convirtió más en un padecimiento que en un disfrute. Con ese cliente tuvieron dos grandes aprendizajes: que es común que el emprendedor novato se emocione con un gran proyecto y ponga a participar a mucha gente del dinero, con lo cual el negocio deja de ser rentable. Y el otro: “Es mejor ser prudente y no hablar tanto. Lo ideal es tomar el cliente y que los resultados sean los que hagan ruido”.

Así que al entregar el proyecto terminaron endeudados. Sin embargo, gracias a los aprendizajes y experiencia acumulados pronto llegaron empresas de alta categoría, entre los que se cuentan hoteles, restaurantes, entidades bancarias, empresas de consultoría, entre otros.

Por esa época, uno de sus clientes seleccionó a la empresa como apoyo para trabajar con grandes firmas como el Grupo Nutresa y Bancolombia, pero bajo acuerdos que no eran muy favorables porque los jóvenes emprendedores aún no sabían valorar bien su trabajo a la hora de pasar una cotización o hacer una negociación.

Un cliente muy grande que atendieron quedó de pagarles a 30 días, luego les dijo que a 60, luego 90 y finalmente a 120. Ellos ya estaban a punto de reventar porque debían cumplir con la nómina de sus empleados. La situación llegó al punto crítico que Jorge tuvo que buscar artículos personales para vender y hasta le cortaron los servicios de la casa.

“Con clientes así, cuando la plata llegaba se debía toda. Un aprendizaje es decir no si uno no es capaz de solventar. Es saber cuándo un contrato no es para uno por el monto o las condiciones de pago. Y en esos casos no tomarlo”, me explica Jorge.

Así que ese cliente fue atendido de manera satisfactoria y al final los emprendedores terminaron sin dinero, con amenazas de embargo y los empleados que tenía se fueron. Pero a diferencia del pasado, esta vez no se frustraron porque ya sabían que los errores hacen parte del camino hacia la reinvención y el progreso.

Empezaron desde cero. Operando desde casa. Y como la persistencia y la disciplina siempre tienen un premio, recibieron una llamada desde Suiza. Era un alto ejecutivo de un laboratorio internacional. Necesitaban una campaña digital para público latino en Estados Unidos Jorge estaba escéptico, arisco por la experiencia reciente con clientes grandes. Se debió notar en el tono porque el ejecutivo de esa compañía le dijo que venía a Colombia para que se reunieran y formalizaran el negocio. Y así fue.

“Nos sentamos con él y cerramos el trato. Y detrás de él llegaron otras empresas, como de una forma misteriosa. Ahí aprendimos que si uno actúa bien, le va bien. Luego llegó Coca-Cola. Y empezamos a trabajar con ellos”, agrega este joven ejecutivo.

Fueron cinco años muy largos, con varios momentos a punto de “tirar la toalla”, como reza el dicho popular. “Superamos los cinco años y muy bien. He aprendido que a un emprendedor exitoso no lo hace la cantidad de gente que lo rodea sino ser feliz con lo que hace y que tenga un impacto positivo sobre la vida de otras personas. Así que para ese momento éramos siete personas, con toda la energía y el amor, haciendo planes de marketing con un alto impacto internacional”.

Eso les dio la fe y la convicción. Eran poquitos y se pagaban poco por decisión propia porque consideraban que era la manera de fortalecer las finanzas de la empresa. “Nos contratamos por prestación de servicios para poder recuperarnos y aquí estamos. Hemos trabajado con firmas muy grandes del país, como Sura, BMW, Bavaria, Grupo Aval y Seguros Bolívar, para solo mencionar algunas”.

En ese camino de aprendizajes también conocieron al consultor y escritor Iván Mazo, quien les aportó conocimiento importante. “Con él aprendimos algo sencillo y a la vez potente: a cobrar por adelantado”, recuerda Jorge.

Aunque en el proceso hubo otras personas que no son de grata recordación, los corazones de Jorge y Juan Gabriel son grandes y llenos de perdón: “Hay que darles amor porque nos dieron agallas y poder de negociación”.

Hoy cuidan mucho sus finanzas, sus clientes y proveedores. “La filosofía del amor que profesa Blue no es un cuento. Es la evolución de muchas vivencias. Aprendimos a valorar. A quienes creyeron en nosotros, al proveedor, al colaborador. El amor crea conexiones muy poderosas en todo el mundo”, añade.

La estrategia de internacionalización

Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel
Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel

La tercera etapa de Blue Design Worldwide fue internacionalizarse. “Ya que el negocio cubre sus gastos y pagos a los socios, tenemos la capacidad para tener clientes grandes. La idea no era quedarnos acá sino trascender a otras geografías. Lo estábamos pensando y Dios actuó. Así fue como llegó Claudio Tapia a nuestras vidas. Un empresario argentino que nos llegó al corazón”.

Jorge lo invitó a que se vieran en Medellín. A los quince días estaba en Colombia. Entonces los emprendedores le propusieron: “Abramos Blue Design Argentina. La idea no es regalarte la marca, sino que nos unamos y que ganemos juntos”. La idea caló. Decidieron trabajar y ya son tres años de la firma operando en ese país. Chile y Bolivia llegaron por el mismo canal y ahora cumplen dos años en operación.

En esta parte de la conversación, Jorge resalta el talento colombiano en el marketing, la publicidad y las comunicaciones. “En Colombia tenemos una magia, existe una mística especial que hace que muchas empresas del exterior vengan a cotizar servicios a Colombia. Más que un tema de precio es de creatividad”.

Así que con base en esa fortaleza, los emprendedores de Blue Design definieron continuar su estrategia de internacionalización. Empezaron abriendo oportunidades de negocio en diferentes países y así captaron varios proveedores que les permiten hoy en día atender clientes de diferentes nacionalidades. “En México empezamos a sembrar alianzas de servicios con un importante canal de TV, en Guatemala hicimos acuerdos dónde conoceríamos a nuestros amigos y representantes Rodolfo Huard y Ernesto Herrarte. También mantuvimos relaciones con una importante marca de camiones de Perú. Hasta hubo una empresa de Israel que contrató servicios con nosotros para su sede de Costa Rica.”

Con un peso pesado de Rusia

Sin embargo, la cereza en el postre llegó desde Rusia por cuenta de una firma financiera. “Nos contrataron para hacerles despliegue en medios digitales con la marca que representaba en su momento el futbolista colombiano James Rodríguez”.

Acá me cuenta que los rusos habían invertido más de 50 mil dólares en publicidad digital con mínimos resultados. “Nosotros los asesoramos y les abrimos los ojos. Les explicamos que el latino es muy arraigado en sus costumbres y que había que llegarles de una forma diferente. Gracias al trabajo que hicimos con ellos, hoy en día tienen clientes por toda América Latina”, me cuenta Jorge.

Y aquí me agrega: “Aprendimos bien la enseñanza, de que si quiere que los negocios prosperen ponga cuidado con quien se junta y lo que dice”. Y añade: “Son seis años muy luchados”.

Al preguntarle sobre el modelo que aplicaron para la expansión internacional, Jorge asegura que fue de prueba y error, en la búsqueda del mejor modelo. “Pensamos en estandarizar los procesos para así poder franquiciar la marca. Sin embargo, el modelo que mejor nos funcionó fue aliarnos con sectores ajenos al nuestro porque así nadie nos compite ni nadie nos quiere tomar ventaja. Ellos necesitan lo que nosotros tenemos. De esa manera somos un complemento para otros empresarios y otros sectores de negocio”.

Y me lanza una segunda clave: “Marketing de percepciones, es en lo que nos hemos focalizado durante los últimos años. Es puro marketing de rumor. Participamos en revistas y en redes sociales y eso crea un rumor positivo que extiende y posiciona nuestra marca”.

Es fundamental invertir en cada país

Y el paso tres es invertir en infraestructura intelectual y digital para tener una presencia fuerte en cada país. En este punto me aclara que han llegado a invertir más de 200 millones de pesos en ejercicio propio, compra de servidores, sitios web, social media, SEO y relaciones públicas en cada nación en la que están operando.

El cuarto punto es la personalización del servicio, lo que implica la realización de una investigación de mercados en cada país. Es conocer de cerca qué falta y qué abunda para mirar cómo llevar una oferta potente y necesaria. Eso demanda una logística muy compleja por las necesidades de cada cliente dependiendo de su nacionalidad, lo cual también implica diferentes modos de comunicación, costumbres del país, el cambio de moneda, escalas de impuestos, entre otros aspectos.

Un nuevo comienzo, un nuevo integrante

Estamos hablando de ese tema, cuando recuerdo que en la foto de la Revista Forbes hay tres jóvenes, pero hasta esta parte de la historia solo he conocido a Jorge y a Juan Gabriel, así que le solicito contarme sobre el tercer joven: Juan Esteban Arango, a quien él se refiere como ‘Juanes’, otro joven Antioqueño oriundo del municipio de Abejorral.

Acá se pone pensativo y con tono serio pero sereno me responde: “Según el bestseller escrito por Donald Trump y Robert Kiyosaki “The Midas touch” (El toque de Midas), una de las cualidades que debe poseer un buen empresario es el de influir de manera positiva en el entorno y en sus aliados para sacar lo mejor de ellos e inspirar acciones concretas que solidifiquen su liderazgo. En mi opinión, esto ocurrió con Juan Esteban”.

¿Un perfil de ingeniero financiero desempeñando un cargo creativo en una agencia de publicidad? ¿Cómo es posible?

Juan E. Arango, Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel
Juan E. Arango, Blue Design Worldwide – Foto: Samuel Zuluaga @elotrosamuel

La respuesta de Jorge es inmediata, sin vacilaciones: “Hay algo que creo que puede ser favorable para cualquier negocio y es que el perfil financiero complementa y aterriza cualquier proyecto, lo hace factible y realizable desde los presupuestos. Esto permite dar una asesoría más completa al cliente y orienta al logro de objetivos. La inteligencia es relacionar lo no relacionable e involucrar un perfil de CPO (Chief Product Officer), con cierta falta de conocimiento en el aspecto creativo, lleva a encontrar nuevos caminos, a salirse de la estructura convencional y ser más versátiles e innovadores.”

¿Cómo fue el proceso de Juan Esteban al momento de adaptarse a la agencia?

“En un principio no fue fácil pero cómo reza el dicho: Los diamantes se forjan bajo presión. Todos teníamos ansias de lograr cosas grandes, teníamos un propósito profundo que nos alentaba a enfrentarnos a cualquier reto. Al comienzo fue necesario enseñarle cómo hablar en términos publicitarios, cómo imponer respeto en la mesa de negociación, cómo tratar un cliente, cómo decir NO, fueron aspectos de su formación de los cuáles yo debía responsabilizarme; aunque trayendo a colación aquellos tiempos vividos en el inicio de la empresa, el reto más difícil fue hacer que él creyera en su potencial, sabiendo que no era su área de experiencia”.

Agrega: “Conforme asistía a las reuniones, conocía clientes y ‘la jerga’ de la industria, terminamos por darnos cuenta que era una carta importante para el proyecto, principalmente en el diseño y ejecución de la ampliación internacional. Ahora es el responsable de realizar negociaciones con clientes internacionales y de dar respuesta a significados creativos que para otras personas sería imposible lograr”.

“Llegamos a este mundo para impactar a los demás, para dejarles algo por lo cual nos recuerden y para mejorar sus vidas.”, remata Jorge, para finalizar la historia de una firma de tres jóvenes de Antioquia que con tesón, disciplina -y sobre todo con mucho amor- han creado una multinacional del marketing. Larga vida para ellos.

 

Redactó:

Juan Carlos Yepes Álvarez - Periodista Portafolio, Negocios en TMJuan Carlos Yepes Álvarez

Empresario, Conferencista, Coach y Director del programa de televisión Negocios (https://www.youtube.com/negociosentm) Autor de la colección de libros Historias de Negocios Altamente Inspiradoras, disponible en www.juancarlosyepes.com. Además de coach ejecutivo y conferencista internacional, es comunicador social – Periodista con especialización en Gerencia de Mercadeo en el Ceipa. Bueno, y nos faltaba: le encanta dictar conferencias y talleres para fortalecer a las personas y empresas en diferentes países.

 

 

Acerca de Blue Design Worldwide:

Es una agencia de Marketing y Posicionamiento experta en procesos comerciales orientados a la gestión de clientes y en la utilización de herramientas tecnológicas. Su éxito se basa en un modelo de gestión por procesos y unidades de negocio especializado.

Si desea obtener información acerca del programa Blue para Negocios y las asesorías que la agencia brinda a pequeñas, medianas y grandes empresas, visite el enlace: https://bluecolombia.co/negocios o en las redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/AgenciaBlueDesignWorldwideColombia

Instagram: https://www.instagram.com/bluedesignworldwide

Twitter: https://twitter.com/bluedegcolombia

 

Agencia Blue Design Colombia

Somos Blue Design Colombia Agencia de Publicidad -> http://www.bluecolombia.co

Un comentario en “Los tres jóvenes que crearon una multinacional: Blue Design Worldwide – Biografía completa

Los comentarios están cerrados.

Suscribete a nuestro newsletter

Únete a nuestra lista para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito satisfactoriamente :)

Pin It on Pinterest

Share This

Compartir

Comparte este post en tus redes :)